Cómo nos afecta el estrés postvacacional. Consejos para vencerlo

Por 5 septiembre, 2018 Blog No Comments
postvacacional

¿Qué es el síndrome postvacacional?

Ahora que la temida vuelta de las vacaciones de verano ha llegado, muchos cambiamos nuestro estado de ánimo. Y es que volver a la rutina diaria no es agradable para casi nadie.

El trabajo, los madrugones y todas las obligaciones nos llevan, en ocasiones, a padecer el síndrome postvacacional.

Ese síndrome que nos lleva a añorar las vacaciones y que hace que sintamos tristeza, cansancio y pocas ganas de trabajar.

1 de cada 3 españoles, entre 25 y 45 años, sufre síndrome postvacacional

¿Por qué se produce el estrés postvacacional?

Cuando volvemos a nuestra rutina, sobre todo después de unas largas vacaciones, nos encontramos de golpe con el estrés del día a día y con la falta de horas de sueño.

El trabajo acumulado, la vuelta al cole o a diferentes actividades cotidianas de golpe, puede generar en nosotros irritabilidad, tristeza e incluso malestar físico. Algo que produce en muchos trabajadores el estrés postvacacional.

Aunque claro está, todos los años nos pasa más o menos lo mismo, y siempre lo terminamos superando. Y es que el síndrome postvacacional no suele durar más de 2 o 3 semanas.

El estrés es un proceso normal de adaptación a las demandas del ambiente. Si hemos de adaptarnos a situaciones nuevas experimentamos una serie de cambios a nivel físico, mental o cognitivo o conductual. El problema de estos cambios mencionados es que no se puede mantener ese ritmo indefinidamente, ya que el estrés produce muchísimos trastornos: enfermedades coronarias ante la elevación de la presión cardíaca (muchas veces sumados a factores de riesgo como la obesidad, el consumo de tabaco, alcohol, etc.), enfermedades en la piel como acné, caída del cabello, sudoración excesiva; problemas digestivos (colon irritable, náuseas, diarreas, dolor abdominal, etc.) y, sobre todo, problemas mentales. Son diversos los estudios que muestran el estrés como causa o empeoramiento de dolencias neurológicas como las cefaleas, epilepsia o trastornos del sueño.

Consejos para combatir el síndrome postvacacional

A pesar de que en ocasiones es muy complicado evitar este problema totalmente, sí que hay unos muy buenos conejos para prevenirlo:

Programa tu vuelta a casa con cierto margen de tiempo

Intenta reservar un par de días al final de las vacaciones, sobre todo si estas han sido largas, para organizar la vuelta a la rutina. De esta manera también nos mentalizamos y empezamos a adaptarnos a los horarios.

Volver justo el día antes de incorporarnos al trabajo es un error que puede generar mucho estrés en nuestro cuerpo.

Incorpórate al trabajo hacia la mitad de la semana

Siempre que sea posible es preferible incorporarse al trabajo un miércoles o jueves. Aunque parezca mentira, saber que se acerca el fin de semana puede salvarnos de unos días estresados.

Aprovecha tu tiempo libre para hacer actividades que te gusten

Volvemos al trabajo pero eso no quiere decir que se haya acabado el verano y el buen tiempo.

Dedicar nuestro tiempo libre a realizar actividades que nos gusten puede hacer que nos olvidemos totalmente del síndrome postvacacional.

Practica deporte

La actividad física siempre es buena y en este caso no iba a ser menos. El deporte es especialmente beneficioso en este caso porque libera endorfinas, las hormonas que dan sensación de bienestar y optimismo. Empezar gradualmente con la intensidad del trabajo, para no agobiarse demasiado pronto, intentando empezar por las tareas más livianas.

Duerme lo suficiente

Dormir alrededor de ocho horas diarias, manteniendo un horario regular al acostarse y levantarse. Seguramente durante las vacaciones hayas alterado tu horario de descanso. La siesta, acostarnos tarde… impiden a la vuelta de vacaciones que te adaptes inmediatamente a tu horario normal de descanso. Aprovechar los horarios de descanso y desconectar, realizar otra actividad diferente o relacionarse socialmente.

Intenta dormir 7 u 8 horas y, si puedes, empieza a acostarte pronto los últimos días de tus vacaciones.

Vuelve a la buena alimentación y hábitos saludables

Aunque lo primero que pienses al reincorporarte al trabajo sea que necesitas un café, intenta evitarlo en la medida de lo posible. Comer adecuadamente y si es posible, realizar ejercicio físico diario o frecuente.

La cafeína en un estimulante que tenderá a aumentar la sensación de estrés y ansiedad.

Intenta también evitar el alcohol ya que es un depresor de nuestro sistema nervioso y puede agudizar la desgana y la desconcentración.

No caigas en pensamientos negativos

Mantener una actitud activa y realista y aprender a relajarse. Parece un consejo obvio, pero es uno de los más importantes. Controlar nuestra mente es lo más importante para superar el síndrome postvacacional.

Si empiezas a sentir tristeza y a añorar las vacaciones intenta cambiar de pensamientos. Sal a dar un paseo, escucha música o habla con algún amigo y cuéntale cómo ha sido tu verano.

Si sigues todos estos consejos seguro que la vuelta al trabajo se hace un poco más amena. Como decíamos, controlar la alimentación y volver a practicar deporte es fundamental.

La prevención del estrés al que estamos constantemente sometidos no solo nos ayudará con el bienestar personal, sino que nos evitará un sinfín de trastornos que son producidas a raíz de este agotamiento, caracterizado ya como “la enfermedad del siglo XXI”.

 

Jesús Machado | Equilibro Funcional · Tu Clínica de Fisioterapia¿Qué es la Fisioterapia? La Fisioterapia es una disciplina de la Salud que ofrece una alternativa terapéutica no farmacológica que, en muchos casos, ayuda a paliar los síntomas de múltiples dolencias, tanto agudas como crónicas. Frecuentemente se relaciona la Fisioterapia o a los Fisioterapeutas con el masaje, pero su arsenal de técnicas terapéuticas es mucho más amplio. ¿Quién es el... More en Sevilla [Los Bermejales]

 

Más informaciónRealiza tu consulta GRATIS