Fisioterapia y deportes de invierno

Por 27 noviembre, 2015 Blog No Comments
invierno

Desde la fisioterapia se puede intervenir en la salud musculo-esquelética de las personas que vayan a realizar deportes de invierno orientándoles en la correcta prevención de lesiones frecuentes en este tipo de deportes.

Recientes estudios han demostrado que trabajar la flexibilidad justo antes de la práctica deportiva puede suponer una pérdida de eficiencia energética y aumentar el riesgo de sufrir una lesión articular. Así, un estudio de la Universidad de Nevada, analiza cómo las técnicas habituales de estiramiento afectan negativamente sobre la fuerza y la potencia de los atletas. En dicho estudio se concluye que los estiramientos son importantes para reducir las lesiones deportivas, si bien siempre que se hagan al terminar el ejercicio físico.

En este mismo sentido, un estudio de la Universidad de George Washington comprobó que, entre dos grupos que realizaron o no estiramientos antes de la actividad física, no se apreciaron diferencias en la aparición de lesiones.

Por tanto, se puede afirmar que realizar estiramientos antes de la práctica de ejercicio físico sirve para avisar al organismo del comienzo del mismo.

Para prevenir lesiones es aconsejable hacer un calentamiento que contemple como objetivos principales aumentar la temperatura corporal y activar de manera general el organismo. Dicho calentamiento debería consistir en ejercicios que movilicen las articulaciones en el sentido que a continuación se va a realizar durante la práctica del deporte, además de ejercicios de propiocepción y estiramientos dinámicos suaves. Además será bueno incluir una ligera carrera o la simulación del tipo de gestos, enérgicamente, que se van a hacer durante la práctica deportiva.

Ahora bien, después de la práctica deportiva parece que existe unanimidad entre los especialistas en señalar la importancia que comportan los estiramientos musculares para conseguir la disminución del tono muscular, relajación de la musculatura y prevención de sobrecargas musculares, ayudando al tejido muscular en su proceso de oxigenación y eliminación de toxinas derivadas del trabajo muscular, fomentando una recuperación de mayor calidad.