Osteoporosis en la biomecánica de los pies | Jesús Machado

Por 23 noviembre, 2017 Blog No Comments
osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad sistémica que hace que la estructura interna de los huesos pierda fuerza y puedan sufrir fracturas con facilidad. Las personas que padecen esta enfermedad se rompen frecuentemente los huesos de la cadera, la columna o la muñeca.

El perfil de paciente más común es la mujer de edad avanzada, a partir de la quinta década de la vida, aunque se puede presentar también a otras edades y en hombres. En edad infantil, los estadios iniciales de esta enfermedad son conocidos como osteopenia.

Entre los factores de riesgo que desencadenan esta enfermedad encontramos:

  • El sexo. Es más frecuente en las mujeres que en los hombres.
  • La edad. Cuanto más avanzada es la edad, peor calidad tiene el hueso.
  • La antropometría. El tamaño del cuerpo pequeño y la delgadez generan más probabilidad de padecer osteoporosis.
  • La raza. Según algunos estudios, las mujeres de raza blanca sufren mayor osteoporosis que la raza negra.
  • Los antecedentes familiares. Existe componente genético que aumenta las posibilidades de padecerla.

Los factores de riesgo anteriores no se pueden modificar, ni se puede aplicar tratamiento sobre ellos. Sin embargo, existen otros factores de riesgo que sí que son controlables mediante una terapéutica adecuada:

  • Las hormonas sexuales. La disminución de los niveles de estrógenos, cuando se acaba la menstruación aumenta las posibilidades de desarrollar osteoporosis. En el caso de los hombres sucede lo mismo cuando baja el nivel de testosterona.
  • La anorexia nerviosa. Genera un desequilibrio nutricional y aumenta las posibilidades de padecer osteoporosis.
  • El calcio y la vitamina D. Si se encuentran bajos niveles, es más fácil que se desarrolle la osteoporosis, se puede suplir con la alimentación adecuada.
  • Los medicamentos. Algunos medicamentos tienen efectos adversos que aumentan las posibilidades de desarrollar osteoporosis…
  • La actividad física. El sedentarismo y la no activación de cargas en los huesos, los debilita de forma lenta. El hueso está preparado para soportar cargas, si no se atrofia en este sentido.
  • El tabaco y el alcohol. Según estudios generan pérdida de hueso y aumenta las posibilidades de desarrollar osteoporosis.

¿Cómo se diagnostica la osteoporosis?

Mediante una densitometría ósea, se identifica el estado de salud de los huesos. Permite predecir si existen posibilidades de sufrir fracturas, comprobar la fuerza de los huesos y realizar un seguimiento después de aplicar un tratamiento adecuado.

¿Cómo afecta a la biomecánica y a los pies?

El hueso que se fractura con mayor frecuencia debido a la osteoporosis es el de la cadera. No existe consenso de si primero se fractura la cadera y el paciente se cae, o si por el contrario el paciente se cae y después se fractura la cadera. De cualquier modo, ante esta situación de baja calidad ósea el tratamiento de estas fracturas suele ser la colocación de una prótesis mediante cirugía.

Esta intervención implica que la articulación de la cadera cambie su rango de movimiento, y que otras articulaciones adyacentes como la articulación sacroilíaca y la rodilla, tengan que asumir más trabajo. Para intentar normalizar la situación lo antes posible, es muy necesario una adecuada rehabilitación con fisioterapia después de este tipo de intervención.

A nivel biomecánico también es muy posible que posterior a la fractura de un hueso de la EEII, pueda generarse una disimetría (diferencia de longitud de las piernas), provocando una cojera crónica al caminar. En esta situación, debido a que el paciente y su anatomía estaba conformada para la longitud de piernas previa a la fractura, en la mayor parte de las ocasiones se van a generar patologías por una mala biomecánica.

Es muy recomendable que cualquier paciente que sufre las consecuencias de la osteoporosis, se realice un estudio biomecánico para detectar posibles disimetrías y poder empezar su tratamiento desde un punto de vista ortopodológico con plantillas personalizadas.

Las cargas y los impactos que puede generar una mala forma de pisar en toda la extremidad inferior, también es un motivo a tener en cuenta para recomendar a cualquier paciente que sufre osteoporosis que se realice un estudio biomecánico, pues en ocasiones un tratamiento con calzado adecuado o plantillas que disipen las fuerzas que recibe la extremidad inferior, puede prevenir alguna fractura

Jesús Machado | Equilibro Funcional · Tu Clínica de Fisioterapia en Sevilla [Los Bermejales]

 

Más informaciónRealiza tu consulta GRATIS

About Jesús Machado

Osteópata y postgraduado en fisioterapia deportiva escuela universitaria Real Madrid