Pies hinchados. Causas y recomendaciones

Por 25 mayo, 2018 Blog No Comments
pies-hinchados

Al finalizar del día muchos observamos que nuestros pies no tiene el mismo aspecto que cuando nos levantamos de la cama. Notamos los pies cansados, los zapatos nos oprimen más y el aspecto es de mayor volumen, ¿qué nos ocurre? La respuesta es sencilla: tenemos los pies hinchados. 

A continuación, vamos a exponer varias de las causas que pueden influir en que este problema aumente.

CAUSAS QUE PRODUCEN HINCHAZÓN DE PIES

Los pies se hinchan como consecuencia de diversos factores:

- Trabajar muchas horas sin apenas moverse

Trabajar muchas horas tanto de pie como sentado sin apenas movernos favorece que nuestros pies se hinchen. Os aconsejamos que, tras acabar la jornada laboral, practiquéis algún tipo de deporte o salgáis a dar un paseo, en definitiva, evitad el sedentarismo.

- Cambios hormonales

Las personas sufrimos cambios hornomales en diferentes etapas de nuestra vida, sobre todo, las mujeres. Durante el ciclo menstrual o con la menopausia es posible que notéis los pies con un aspecto diferente derivado de este transtorno hormonal.

- Alteración biomecánica

Los pies pueden hincharse debido a una alteración biomecánica que deriva en un incorrecto equilibrio muscular a nivel de tobillos o pies.

- Alteraciones vasculares

Dichas alteraciones están asociadas a una insuficiencia venosa. Cabe comentar que el retorno de la sangre en sentido ascendente a través de las venas hacia el corazón sufre alguna alteración y la zona más distal, como son los pies, aparecen problemas de hinchazón. También favorece la formación de úlceras.

- Insuficiencia renal

Este problema presenta como síntomas que nuestros pies se hinchen por una “retención de líquidos”. Para evitar, en la medida de lo posible, esta dolencia es recomendable llevar una dieta equilibrada, beber mucha agua y realizar ejercicio de manera regular.

- Exceso de peso

Para evitar todos los problemas que pueden derivar de ello os recomendamos la práctica de deporte, además de seguir los consejos expuestos en el punto anterior.

- Subida de las temperaturas

La climatología y las temperaturas elevadas durante los meses de verano favorecen esta hinchazón.

- Embarazo

Durante la gestación, aumenta el peso de la mujer y se producen cambios a nivel hormonal. Uno de los signos más comunes durante este periodo es que se hinchen los pies.

- Lesiones en el pie

Los pies hinchados son un síntoma muy habitual que avisa que hay una lesión en el pie, por ejemplo, en los esguinces de tobillo.

- Linfoedema

Se trata de una patología causada por la acumulación de líquido linfático en los tejidos, pudiendo influir negativamente en la cicatrización de heridas y provocar infecciones.

- Infección

Si hay infección, un signo es la presencia de la hinchazón, aumentando el riesgo en el paciente de una alteración neuropática como la diabetes.

- Medicamentos

Muchos medicamentos pueden tener como efecto secundario la hinchazón de tobillos y pies. Si os sucede y estáis tomando algún tipo de medicación, recomendamos consultar a un especialista y comentar el problema.

 Practicar deporte o salir a dar un paseo, evitando el sedentarismo, puede reducir la hinchazón de pies.

 

CONSEJOS Y RECOMENDACIONES PARA EVITAR ESTE PROBLEMA

Nuestra mejor aliada es la prevención y, más aún, cuando conocemos nuestro cuerpo y nuestra predisposición a la hinchazón de pies. No obstante, os detallamos algunos consejos para evitarla:

- Evitar la bipedestación y sedestación prolongada, con pequeños paseos para mejorar el retorno venoso.

- Evitar calzado, pantalones o calcetines que nos compriman en exceso.

- Dieta equilibrada, baja en sal para lograr reducir el sobrepeso.

- Realizar ejercicios de forma regular, correr, caminar, pasear en bicicleta parar lograr mejorar la circulación sanguínea y linfática.

- Elevar las extremidades al final del día unos 20 minutos. Poner las piernas en alta nos ayudará a reducir la hinchazón.

- Masajear nuestras piernas comenzando por los dedos de los pies e ir ascendiendo por tobillo hasta las ingles.

Cabe destacar que, cuando sigues estos consejos de prevención y la situación no mejora debemos acudir a profesionales que realicen una valoración y diagnóstico determinando así cuál es la causa. El médico de familia nos puede realizar una exploración y determinar si requerimos la ayuda de algún especialista como un endocrimo o un médico especialista en el sistema circulatorio. También es importante la valoración del fisioterapeuta que nos puede tratar con diferentes técnicas como el drenaje linfático manual (DLM), cuyo efecto es bastante rápido y efectivo.

La hinchazón de pies puede derivar de una alteración biomecánica que influye en un incorrecto equilibrio muscular a nivel de tobillos-pies.

Para temrinar, se debe comentar que la valoración del podólogo será determinante cuando la causa de la hinchazón de pies sea una alteración biomecánica que influye en un incorrecto equilibrio muscular a nivel de tobillos-pies. Si es por este motivo, es recomendable realizar un estudio biomecánico de la pisada mediante plataforma de presiones para que aporte información al experto sobre las zonas de aumento de presión, inestabilidad o incorrecta biomecánica. También sería aconsejable realizar una exploración cutánea teniendo presente el protocolo de exploración de pie diabético.

Fuente: Podoactiva

 

Jesús Machado | Equilibro Funcional · Tu Clínica de Fisioterapia en Sevilla [Los Bermejales]

 

Más informaciónRealiza tu consulta GRATIS