Ventajas del vendaje neuromuscular o Kinesiotaping

Por 22 mayo, 2017 Blog No Comments
kinesiotaping

En otro artículo anterior ya os comentábamos lo poco que tardó el vendaje neuromuscular, también llamado Kinesiotaping en conquistar su sitio en la práctica diaria terapéutica de muchos fisioterapeutas. La manera en que este método optimiza el proceso de recuperación del propio cuerpo lo hace muy popular tanto entre pacientes como entre profesionales.

La base de este método es la importancia de la actividad muscular para el movimiento y la salud, influyendo tambíen en la circulación sanguínea, la linfática y en la temperatura corporal. Si la musculatura no funciona bien puede provocar toda una serie de síntomas y lesiones.

Basándose en esto, se desarrolló un esparadrapo elástico que podía ayudar en la función muscular sin limitar los movimientos corporales. Se trata de un esparadrapo de algodón con una capa de pegamento anti-alérgica.

→ Vendaje Neuromuscular Vs Vendaje Convencional

  • Es una técnica de renovación constante frente al estado casi estático evolutivo de la técnica convencional de vendaje. Además permite una adaptación completa del esparadrapo a las necesidades específicas de cada lesión.
  • Ante la deficiente elasticidad que ofrece el ”taping” o vendaje normal, la elasticidad del vendaje neuromuscular es muy similar a la de la piel. También su grosor y peso son comparables con el de la piel. Estas características hacen posible formar una especie de «segunda piel» con el material, mucho más efectivo, por tanto, que la aplicación de un esparadrapo común colocado sobre la piel como un elemento extraño.
  • Además, la capa de pegamento adquiere la temperatura corporal y se adhiere mejor a medida de que se calienta, pudiendo llevarla durante varios días sin que se despegue. Todo el material aplicado es resistente al agua.
  • Supone un tratamiento ideal para el deporte y actividades donde es necesaria una movilidad completa de las articulaciones.
  • Provoca poder analgésico por disminución de la presión y la mejora de la circulación. Con esta técnica se puede eliminar, por ejemplo, un hematoma en la tercera parte del tiempo habitual.
  • Permite también mejorar la función muscular regulando el tono, según la dirección de aplicación, determinamos si el efecto es tonificante o relajante.
  • Por otro lado optimiza la función articular, aumentando la estabilidad, corrigiendo la posición articular y la dirección del movimiento.
  • Elimina bloqueos de la circulación sanguínea linfática, facilitando la llegada de oxígeno y nutrientes a los tejidos lesionados, así como la evacuación linfática.

Generalmente la zona a tratar se estira poniendo en posición de elongación a la musculatura y las articulaciones, y seguidamente se pega el esparadrapo. Cuando el miembro vuelve a su posición inicial, la elasticidad del esparadrapo hace que se eleve ligeramente la piel, formándose unas ondulaciones. Así, incrementamos el espacio subcutáneo donde se encuentran, entre otros, los capilares prelinfáticos, los vasos capilares y diversos receptores aferentes y eferentes.

Para aplicar el esparadrapo en músculos se utilizan diferentes formas. Se deja el esparadrapo en forma de «I», o se corta en forma de «Y» o también en «X». La forma del esparadrapo, la longitud de las tiras cortadas y el punto medio de la «X” depende de la forma y el tamaño del músculo a tratar.

Además de la aplicación como técnica muscular, se han desarrollado bastantes otras técnicas que sirven para tratar muchas patologías de diferentes ámbitos de la fisioterapia, como por ejemplo: Técnica de ligamentos, Técnica linfática, Técnica para corrección de la fascia, Técnica para corrección postural, Técnica para cicatrices, hematomas y fibrosis y Técnica para Meridianos de Acupuntura.

Las nuevas aplicaciones y las amplias posibilidades para combinar hacen del vendaje neuromuscular una terapia viva y un complemento perfecto a cualquier tipo de tratamiento fisioterapéutico. Sobre todo, la habilidad del fisioterapeuta para combinar las diferentes técnicas de un modo correcto, y así componer su tratamiento, determinan el éxito definitivo. Las técnicas básicas son, en general, bastante sencillas, el desafío reside en utilizar de forma creativa todas sus posibilidades.

Jesús Machado | Equilibro Funcional · Tu Clínica de Fisioterapia en Sevilla [Los Bermejales]

 

Más informaciónRealiza tu consulta GRATIS